La dirección asistida que funciona con una cremallera hidráulica o una caja de dirección hidráulica ayudan a mejorar la conducción de los automóviles. La dirección asistida es el único subsistema de su automóvil con el que siempre están en contacto. Incluso el motor no siempre está conectado con su control directo, pero el volante requiere un control manual.

Debido a que la dirección requiere atención constante, también se clasifica como una de las principales preocupaciones de seguridad. La falla de la dirección asistida no siempre desencadena en un accidente, pero puede hacer que ciertos riesgos sean más peligrosos. A continuación, les comentaremos los problemas más comunes y que hacer en caso de que se presenten.

  • Dirección rígida y sin respuesta. Esta falla no está directamente asociada con un bajo nivel del líquido de la dirección asistida, involucra a los componentes eléctricos del sistema. Cuando la dirección se vuelve súper rígida, el mecanismo de asistencia eléctrica no responde. En caso de un problema eléctrico con la dirección asistida deben llevar el vehículo con un especialista para una revisión completa. Es probable que requiera algunas refacciones eléctricas para restablecer los componentes.
  • Pérdida de potencia hidráulica. Si su volante se siente como si estuviera atascado o necesita más fuerza de lo normal para hacer un giro de rutina, es probable que la asistencia hidráulica haya perdido potencia. En estos casos deben verificar el depósito de líquido de la dirección asistida. Tengan en cuenta que controlar el nivel de líquido es solo el primer paso. Si el nivel es bajo significa que hay alguna fuga y un mecánico debe hacer una revisión completa de todo el sistema.

No se pierdan la siguiente parte de este post para conocer otros problemas comunes de la dirección hidráulica y para adquirir refacciones y autopartes usadas y nuevas de las mejores marcas, acudan con los especialistas de El Canelo Autopartes, donde tenemos las mejores marcas.

Publicaciones Recientes